Celebramos el día de la Comunidad de Madrid. Cada 2 de mayo se conmemora el levantamiento de los madrileños a las tropas francesas. Vamos a recordar hechos producidos en Chinchón en aquella época y que han sido transmitidos por el llamado “boca a boca”, puesto que no existe una documentación sobre lo acontecido.


Hablamos de la Guerra de la Independencia, en la que Napoleón buscaba poner en el trono español a su hermano José.

La población española que acaba de pasar una gran hambruna, estaba muy descontenta por tener que mantener al ejército francés y estar sometidos a la represión que las tropas de Napoleón ejercían.

Los hechos acaecidos el famoso 2 de mayo con el alzamiento de los madrileños contra los franceses y la brutal represión que como consecuencia sufrió el pueblo madrileño; desencadenaron una serie de situaciones muy graves por toda la península.

Chinchón no se libró ni mucho menos de la represión francesa y sufrió en propias carnes la dureza y mucho daño en esos años. Un punto importante, es lo ocurrido en diciembre de 1808. Y que tienen a nuestra Columna como protagonista.

Las tropas francesas ocupaban toda la zona sureste madrileña. Teniendo como base Aranjuez y Arganda. Los pueblos cercanos sustentaban de víveres a las tropas francesas y aguantaban como podían los constantes saqueos. Por otro lado, diversas familias nobles se establecen en la zona.

Por todo esto, el malestar de los chinchonetes se fue acrecentando progresivamente… Hasta llegar a lo que vamos a contar.

En la Navidad de 1808, un pequeño grupo de soldados franceses para en Chinchón, de manera totalmente fortuita antes de finalizar su camino a Aranjuez. La Plaza Mayor estaba muy concurrida en el momento de su llegada y el pueblo de Chinchón influenciado por las noticias que habían llegado desde Madrid y desde otros puntos de España; sin ningún tipo de miramientos asesino a dos soldados franceses precisamente en nuestra misma Columna. Los demás franceses lograron huir.

Columna

Las consecuencias no se hicieron esperar… Dos días después de aquello, las tropas francesas asaltaron Chinchón de manera salvaje. El asedio duró tres días y el resultado fue grotesco. Importantes edificios de la Villa fueron saqueados y sufrieron grandes daños irrecuperables; como por ejemplo la Iglesia de Nuestra Señora de Gracia o el Castillo de los Condes. Al igual que los incendios que se dieron lugar en muchas casas y en la Plaza Mayor. Y fueron asesinados unos 100 chinchonetes; todos ellos varones.

Con todo ello, nos recuperamos y en años posteriores se realizó una importante rehabilitación de edificios, destacando el realizado sobre la Iglesia Nuestra Señora de la Asunción. En aquellos años, el capellán de los condes de Chinchón era el hermano de Francisco de Goya. Goya pasó una larga temporada en Chinchón y se encargó de pintar el cuadro “La Asunción de la Virgen” que preside el retablo del altar.

Columna de los franceses toros goya copy

Es interesante observar los dibujos de la serie “Desastres de la Guerra” del pintor aragonés. Algunas voces no confirmadas señalan que reflejan en algunos aspectos, el horror vivido en Chinchón y que le fue transmitido por su hermano.

Con razon y sin ellaEsto es peor
Lo mismoY son fieras

 

Madrileños, feliz día de la Comunidad. Desde la Columna, solamente queríamos recordar notas importantes que conforman la historia de Chinchón.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies