Hoy queremos hacer un homenaje a los abuelos. Concretamente a Balbino y Orosia. La Columna no sería lo que es si ellos no hubieran decidido comenzar con esta aventura.

El abuelo Balbino junto con la abuela Orosia, pensó en abrir una fonda. Y con mucha ilusión abrió en el año 1962 la “Fonda Balbino”. Supuso uno de los primeros alojamientos en Chinchón. Con unas pocas camas y un comedor donde dar de comer a los ilustres huéspedes.

Por la “Fonda Balbino” pasaron grandes estrellas del cine internacional. En aquellos años, los 60; algunas películas de Hollywood tomarón como escenario Chinchón. Debido a sus características; Chinchón era perfecta para los rodajes de la época. Desde Mario Moreno “Cantiflas”, hasta John Wayne… pasarón y conocieron nuestra villa.

Balbino y Orosia, abrieron su fonda en la que había sido la cárcel y posteriormente cuartel de la Guardia Civil. Un edificio de dos plantas.

Poco a poco esa fonda, se hizo popular por su trato familiar, la cocina autóctona y tradicional. Orosia cocinaba deliciosos guisos, postres caseros y otros manjares con productos de la tierra.

Su trabajo, su buen hacer y su ilusión convirtieron en la “Fonda Balbino” en un lugar de referencia para disfrutar de platos de calidad y un trato cercano.

En el año 2016, nuestro día a día tiene como objetivo poder conservar ese buen hacer de Balbino y Orosia. Y tenemos la misma ilusión si cabe; para que cada vez que vengas a La Columna, te olvides de todo, degustes platos de la mejor calidad y disfrutes solo de buenos momentos.

Todo ello por y para el recuerdo de los abuelos Balbino y Orosia.

Saludos desde La Columna

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies